“Pobreza en datos de salud” el virus que ataca a la digitalización de servicios médicos

“Pobreza en datos de salud” el virus que ataca a la digitalización de servicios médicos

Datos

Investigadores de Insight ,Health Data Research Hub , y University Hospitals Birmingham NHS Foundation Trust, dijeron que la tecnología actual tiene el potencial de incrementar en los próximos años las fallas en la atención médica si no está conformada por datos representativos.

A medida que la inteligencia artificial (IA) gana terreno en la atención médica, muchos académicos y organizaciones comerciales la han desarrollado, así como otras soluciones de salud digital, en conjuntos de datos disponibles públicamente.

Pero se sabe poco sobre cuántos conjuntos de datos existen realmente, o la diversidad de personas y condiciones de salud representadas dentro de ellos, lo que podría conducir al desarrollo de tecnologías y productos que solo funcionan para ciertos grupos o países, dijeron los investigadores.

Investigación

Concentrándose en la salud ocular, el especialista ocular consultor y director de INSIGHT, el profesor Alastair Denniston, y sus colegas, llevaron a cabo una búsqueda global para explorar la disponibilidad de conjuntos de datos disponibles públicamente y hasta qué punto representaban la diversidad y las necesidades de la población mundial.

Identificaron y analizaron 94 conjuntos de datos que contienen 507,724 imágenes clínicas y 125 videos de ojos recopilados de al menos 122,364 personas.

A continuación, crearon un catálogo completo que detalla la fuente de cada conjunto de datos, su accesibilidad y las poblaciones, enfermedades y tipos de imágenes representadas en él.

Encontraron que la mayoría de las imágenes provenían de poblaciones de Asia y Europa, con muy pocos conjuntos de datos de grandes partes del mundo, como África subsahariana (un conjunto de datos) y América del Sur (dos conjuntos de datos).

También descubrieron que la información sobre las personas dentro de cada conjunto de datos era en general deficiente, y faltaba información demográfica básica como la edad, el sexo y la etnia en más de uno de cada cinco conjuntos de datos.

El profesor Denniston dijo: “Esperamos que nuestro catálogo genere conciencia sobre conjuntos de datos más diversos para el desarrollo de tecnologías de salud basadas en inteligencia artificial.

Conclusiones

“Necesitamos actuar ahora para alentar a los sistemas de salud y a los investigadores a invertir en conjuntos de datos disponibles públicamente para apoyar la investigación y la innovación en áreas que actualmente tienen pocos datos.

De lo contrario, corremos el riesgo de perpetuar una brecha digital cada vez mayor en la que las tecnologías sanitarias solo se desarrollan para beneficiar a las enfermedades, las poblaciones y los países con una infraestructura de datos avanzada”.

Esto podría llevar al desarrollo de tecnologías que funcionen bien para una población pero no para otra, advirtieron.

También hubo disparidades con los tipos de enfermedades oculares descritas.

La mayoría de las imágenes identificadas en la investigación eran relevantes para enfermedades como la retinopatía diabética, el glaucoma y la degeneración macular relacionada con la edad. 

Pero los datos sobre cataratas, tracoma y error refractivo, que han sido designados como enfermedades oculares prioritarias por la Organización Mundial de la Salud y representan la mitad de toda la ceguera mundial, estaban significativamente subrepresentados.

Los investigadores señalaron que esto se debe a que estas imágenes se recopilan de forma rutinaria como parte de la atención médica, pero no se revisa a menudo.

Importancia de los datos relevantes y completos

Estas condiciones son comunes en los países de ingresos bajos y medios donde la tecnología digital podría marcar una gran diferencia para permitir el acceso a la atención médica, dijeron los investigadores.

La “falta de datos relevantes para desarrollar y entrenar herramientas basadas en IA hace que sea menos probable que los investigadores y las empresas puedan desarrollar productos que podrían ayudar”, dijeron en un comunicado.

Caroline Cake, directora ejecutiva de Health Data Research UK agregó: “La próxima generación de tecnologías de salud digital es tan buena como los datos que usamos para desarrollarlas, y este nuevo estudio destaca el hecho de que los conjuntos de datos deben ser representativos e inclusivos ya que estas herramientas son relevantes y aplicables a todos.

“Estamos comprometidos a trabajar con nuestros socios nacionales e internacionales para garantizar que los avances en la atención médica digital traigan beneficios para todos”.

La investigación fue publicada en The Lancet Digital Health.

De allí la importancia de digitalizar los servicios médicos, pero con aliados tecnológicos de calidad y soluciones que entiendan el sistema de salud local, Que permitan recopilar la información correcta de todos los pacientes y que además, permanezca en constante actualización de acuerdo a los requerimientos del sector salud.